Compañeros.

>> sábado, 24 de julio de 2010

Mi compañero más constante fue siempre el papel. Sobre él podía verter mis lágrimas, compartir mis alegrías o desarrollar una idea... Siempre estuvo allí, esperando, brindándome ese hombro imaginario sobre el cual yo podía llorar o reír, escuchándome con su infinita paciencia, sin reproches, sin críticas sin consejos, sólo con esa desinteresada forma de mirarme en blanco para luego llenarse de todas mis vicisitudes, de las que invariablemente me sentía después más tranquila, haciéndome ver con su solicitud mis errores o aciertos.



No obstante este fiel amigo llegó a transformarse en un segundo plano al ser substituido por otro más real, sin ser menos sincero... Sí, me dejó un día lejano cuando la amistad llamó a la puerta y al abrir, me encontré con unas pupilas risueñas que me sonreían, diciéndome simplemente:

"Hola..."

5 comentarios:

Javier 24 de julio de 2010, 17:26  

Sea quien sea tu compañero, das…concedes vida a los sueños, a las caricias escritas o dibujadas con el tacto de tus manos; sea quien sea tu compañero tu mirada es reflejo sensual de la noche lenta.

Besos.

Ricardo Miñana 25 de julio de 2010, 18:13  

Pasaba a dejarte mis saludos y desearte
tengas una buena semana, es un placer pasar
a leer tus excelentes post.
por motivos de trabajo estare un tiempo ausente.

un abrazo.

Syd 26 de julio de 2010, 19:37  

Diria que siempre son y seran mejores las compañias "reales", de hecho lo son, solo que son mas dificiles de encontrar.

Mis mejores amigos siempre han carecido de carne y hueso, lamentable, patetico? tal vez, pero confiables y sinceros? siempre.

Me alegro que hayas descubierto ese "Hola".

Besote guapa!

DJ 29 de julio de 2010, 19:02  

Muy buen blog felicitaciones

Piedras en mi Tejado 4 de agosto de 2010, 11:13  

Me gusta tu blog, hoy comienzo a seguirte.
Saludos

  © Blogger templates Romantico by Ourblogtemplates.com 2008

Back to TOP